martes, 28 de septiembre de 2010

VAMOS DE EXCURSIÓN !!!!




La "ruta del Cares" es una preciosa excursión muy conocida por el norte de nuestro país, es un desfiladero con un camino impresionante en gran parte excavado en la montaña, atraviesa una zona preciosa de los Picos de Europa entre León y Asturias. La ruta se ha hecho famosa por lo divina que es, son 24 km entre ida y vuelta y toda persona amante del monte la ha hecho.
Este verano, en julio salió la idea de hacerla por fín y allá fuímos. Cargamos la mochila, nos calzamos las Salomón y comenzamos. La primera media hora iba estupenda hasta que noté algo raro en el pie derecho y cuando miré hacia abajo vi que la suela de la bota se había despegado ( entre el calor y que las botas llevaban guardadas en el trastero varios años) decidí despegarla del todo, pues quedaba sujeta por un hilillo en la parte de adelante y como total, debajo llevaba una plantilla muy dura, me dije que podrían resistir...
Al rato comenzó a fallar la otra bota y me quedé sin suela tambien. pero parecía que aguantaba.... y sí, aguantó.... pocos kilómetros, pero yo me dije que iba a subir... y subí. En un momento dado les quitamos la cuerdas que sujetaban los bastones de caminar y atamos las punteras... pues iba perdiéndolas.... pero seguí subiendo. Ya llevábamos varias horas y yo veía que no aguantaban, pero era imposible, había que llegar arriba, no me podía quedar a medio camino. Vimos a otros que ya volvían y les preguntamos que cuanto quedaba para llegar a Caín, el punto final de la ruta... y aún faltaban 40 minutos, las cuerdas se habían deshecho y ya no me quedaba nada del piso de las botas...
Pero llegamos a Caín, todos muertos de la risa, claro, todos menos yo. Al llegar había puestos de postales y a la desesperada pregunté si tenían calzado y me dejaron atónita al pedirme mi número de pie. Me dijeron que comenzaron a vender calzado cuando mucha gente llegó en parecidas condiciones a las mías. Compré las deportivas más baratas y tras comer volvimos por nuestros pasos a buscar el coche. El año que viene la vuelvo a hacer, pero en mi mochila solo voy a llevar una botella de agua y calzado de repuesto, que total, arriba hay puestos con pan y embutido, que mi comida para cuatro volvió casi entera....
Bueno, vale, esto no me ha pasado a mí, le pasó a mi amiga Mari y me lo contó ayer, y me lo contó con tanta gracia que me estuve riendo un buen rato, de hecho la dije que esta historia era un post de categoría. Supongo que será la primera que me lea , aunque no he podido transmitir la angustía que ella me relataba cuando veía que se quedaba tirada en la montaña, descalza...

13 Pinceladas:

Jo Grass dijo...

Pues estoy convencida de que sí es angustioso quedarse en la montaña descalza y, has conseguido trasmitirlo muy bien. Creía que no llegabas, jajajaa
Una inversión en buenas botas para la próxima vez no me parece mala idea, pero probarlas en excursiones más pequeñas primero para que se ablanden y se adapten, que lanzarse a la aventura montañera con calzado nuevo puede resultar igual de angustioso, jajaja
Muy bueno! besuquis

Pepa dijo...

Hay que ver que poca seriedad la tuya... ponerte de prota de algo que le paso a otra persona!! xDDD

Pero sí, yo cuando voy de caminata siempre suelo llevar dos pares, ya no solo porque se puedan romper, sino porque tengo los pies delicaditos y mucho tiempo con lo mismo me los destroza...

La Queli dijo...

JO GRASS, si el caso es que las botas eran buenas, solo se habían utilizado una vez, pero llevaban guardadas años en un garaje y debían estar medio podridas cuando se las puso, ajajajajaja, lo siento, pero no puedo evitar reirme.

PEPA, yo voy a hacer esa ruta el verano que viene, que vi las fotos y es un paraje impresionante, ahora, eso sí, aprenderé de mi amiga y me llevaré otro par de calzado por si acaso....

DAISY dijo...

jajajaja, pobrecita!! si eso os pasa por hacer tanto deporte leñe!! jeje, qué lástima!! un besazoo

farala dijo...

jajajajaaaaaaa no te imaginaba yo ati alejándote tanto de tu granja de farmville, jajajajaaaaaaaaa la historia es alucinante y que vendan botas ahí arriba, más

alma máter dijo...

Ayyy.. qué recuerdos "la ruta del Cares" allá por el "catapun-year" que la hice.. en fin... me seco la nortálgica lagrimilla que me ha salido.. y al tajo..

JAJAJAJAJAJAJAJA.. usurpadora de personalidad!!!! oye.. ¿eso no es delito???... jajajaja... Lo de que vendan botas me ha dejado flipá!.. en mi época no llegue a ver eso...¿?..

Un besote!

Claire dijo...

¡¡Pues aún tuvo un montón de suerte al poderse comprar unas nuevas!!..
Para caminar por la montaña el calzado es super importante, que si te hace daño por lo que sea, lo pasas fatal y si te pasa lo de tu amiga, encima te estresas por la preocupación...
Se nota que cuando te contó su experiencia ¡¡lo viviste!! jajaja.. genial.
Besos.

La Queli dijo...

Esta mañana vino mi amiga Mari a casa y me contó que la encantó el post, aunque al principio al leer se decía que vaya cara que tenía yo al haberme apropiado de su historia, pero que se tronchaba de risa, hasta el final que puse lo de que la había pasado a ella. Es que el post me parecía más lógico contado en primera persona, eso sí, sin llevarme los méritos de otro, que no tengo tanto morro, ajajajajajaja.

Burbuja dijo...

Debe ser horrible quedarse descalza en la montaña, con todas sus piedras y cositas punzantes... uf!!

Te he dejado algo en mi blog ;)

Besos!

Artabria dijo...

Esta ruta la quiero hacer desde hace años, ya te contaré si tengo algún problemilla como tu amiga.

RAMPY dijo...

Joder qué angustia quedarse así en medio de una caminata.Lo pasaría fatal.
Un beso.

Wenanena dijo...

Nena que abandonadito que he tenido esto!!! a ver si reseteo... menudo dolor de juanetes chiqui... ufffff
Espero que estés bien. Un besote.

OVEJANEGRA dijo...

ja, ja, parecería un pobre de esos de la tele, pero pobrecilla, aunque no creas, que llegaría con los pies bien suavecitos del masaje del camino.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.